Un aumento del 70% en las instalaciones de cajeros automáticos de Bitcoin: ¿Es una señal de adopción de la Tendencia de DeFi?

Últimas noticias

A 70% Surge in Bitcoin ATM installations: Is this a sign of Mainstream DeFi adoption?

Aunque podría ser fácil descartar la carrera alcista actual en el mercado de las criptomonedas y el sector de las finanzas descentralizadas (DeFi) en general como nada más que una exageración alimentada por la especulación, los números cuentan una historia diferente.

Según Statistica, 2021 ha sido testigo del mayor número de instalaciones de cajeros automáticos de Bitcoin, con Estados Unidos, Canadá, Australia y el Reino Unido a la cabeza.

Salvador ahora se une a la lista de los principales países con más cajeros automáticos de Bitcoin después de que una decisión del presidente del país para convertir Bitcoin en moneda de curso legal condujera a una instalación exitosa de 201 cajeros automáticos solo en septiembre.

Con este nuevo desarrollo, este país sudamericano que anteriormente ocupaba el puesto 43 en la lista con escasos 4 cajeros automáticos de criptomonedas funcionales, ahora supera al Reino Unido con el 70% de todos los cajeros automáticos de criptomonedas instalados en América del Sur.

¿Son los Cajeros Automáticos de Bitcoin Una Señal de la Próxima Adopción de DeFi?

Bueno, muchos expertos en finanzas están de acuerdo en que si Bitcoin y las criptomonedas, en general, van a competir con las finanzas tradicionales, entonces deben coincidir con la función y conveniencia de las formas tradicionales de monedas.

Los cajeros automáticos de Bitcoin son una señal de una mayor adopción, ya que pueden convertirse en las plataformas más seguras y confiables para acceder y usar criptomonedas, lo que fomenta la adopción generalizada.

Aunque la instalación a gran escala de cajeros automáticos de Bitcoin en todo el mundo puede parecer una sugerencia marginal en este momento, la evidencia de la adopción institucional de las finanzas descentralizadas (DeFi) podría cambiar fácilmente esa narrativa en breve.

Además de países como El Salvador que muestran interés en las criptomonedas y DeFi, las organizaciones e instituciones de todo el mundo están comenzando a prestar atención o investigar las perspectivas de esta nueva tecnología.

Las Instituciones y Jurisdicciones se Vuelven Más Curiosas

El Foro Económico Mundial, por ejemplo, publicó recientemente un informe que investiga los beneficios potenciales de DeFi y las criptomonedas, al tiempo que proporciona a las partes interesadas un conjunto de herramientas para evaluar las actividades de DeFi.

El interés de las instituciones en Bitcoin ha normalizado, si no legitimado, las criptomonedas y DeFi en general. El director ejecutivo de JP Morgan, Jamie Dimon, que anteriormente calificó de fraude a todo el sector, cambió su postura en 2021 cuando JP Morgan anunció con orgullo el lanzamiento de su moneda digital para pagos.

MicroStrategy, un proveedor de software de inteligencia empresarial, ha estado comprando y sigue comprando más bitcoins con un valor total de tenencias de más de $5 mil millones según los informes.

Con el valor actual bloqueado en las plataformas DeFi que superan los $150 mil millones, más inversores institucionales sienten curiosidad por este sector emergente, como se ve con la campaña de recaudación de fondos de Evrynet recientemente concluida de $7 millones para su próxima aplicación DeFi dirigida a inversores institucionales.

El Salvador: Un Caso Concreto

Pero mientras otras jurisdicciones continúan debatiendo los riesgos y beneficios de adoptar criptomonedas, la decisión de El Salvador de convertir Bitcoin en moneda de curso legal ya está inspirando a los países vecinos a probar las aguas de DeFi.

Honduras, un país vecino a El Salvador, abrió recientemente su primer cajero automático de criptomonedas con la esperanza de iniciar el proceso de educar a su gente sobre los activos virtuales a través de experiencias de primera mano.

Y aunque la medida de El Salvador generó preocupaciones de funcionarios de países desarrollados, líderes y políticos de países y regiones en desarrollo como África y América Latina apoyaron la medida.

Por ejemplo, los países sudamericanos cuya economía depende en gran medida de las remesas y el dólar estadounidense se están acercando cada vez más a la idea de bitcoin, como se ve con la medida del Diputado de la Nación de Paraguay que anuncia que el país está en camino de tomar decisiones importantes con respecto a Bitcoin y PayPal. Panamá también seguirá los pasos de El Salvador con una propuesta de ley al consejo legislativo del país.

Regulación: Un Desafío Para la Adopción Generalizada

Sin embargo, no todo es arcoíris y sol. El Salvador ya ha visto resistencia a su movimiento para convertir Bitcoin en moneda de curso legal y fomentar la adopción, como se vio con las protestas locales que siguieron a la implementación del proyecto de ley Bitcoin.

Los detractores están preocupados por la volatilidad de bitcoin y las criptomonedas, sin mencionar su capacidad para facilitar el lavado de dinero, entre otras actividades delictivas.

Como parece, incluso con la creciente instalación de cajeros automáticos Crypto en todo el mundo y especialmente en países en desarrollo como El Salvador, las preocupaciones regulatorias siguen siendo un cuello de botella para la adopción.

Si bien las criptomonedas y las plataformas financieras descentralizadas en general prometen reimaginar las finanzas tradicionales, la regulación debería evolucionar tan rápido como la tecnología para garantizar la armonía para todas
las partes  interesadas. descentralizando así tanto las finanzas como su regulación.

Hola, soy Jack. Soy un escritor creativo y técnico en la industria de las criptomonedas. Elegí una carrera en blockchain porque creo que es la tecnología que tendrá el mayor impacto y revolucionará el mundo tal como lo conocemos. Estar involucrado en eso me emociona. Aunque es fácil quedar atrapado en la exageración que rodea a las criptomonedas, estoy más emocionado de ver que blockchain se da cuenta de todo su potencial e interrumpe por completo los sistemas heredados del siglo XXI. He estado en esta industria durante varios años y he trabajado para algunas de las empresas de investigación y desarrollo más importantes, así como para proyectos de criptografía de inicio más pequeños.